¿Por qué invertir en Capital Inteligente?

action-adventure-climbing-303040.jpg

Además de dinero...

¿Qué más se puede invertir?

¿En qué consiste?

Uno de los términos más de moda en la jerga del sistema emprendedor, en especial cuando se busca introducir a potenciales inversionistas al ecosistema, es el de Capital Inteligente (del inglés, Smart Capital o Smart Money). Este tipo de inversiones se definen así porque la persona u organismo que invierte aporta algo más de dinero: experiencia, red de contactos, mentoría, y un sinfín de factores diferenciales y útiles para que la empresa invertida sea exitosa.

Sin embargo, el concepto de capital inteligente no se limita a pequeñas startups en espacios de coworking (o antes, en cocheras o bodegas). De acuerdo a lo que nos cuenta Shigeki Ichii en la revista Harvard Business Review: a pesar de que muchas compañías ven la relación con sus inversionistas de una manera sencilla (tú me provees el capital y yo te proveo con información de la empresa), aquellas que han logrado aprovechar a sus grandes inversionistas institucionales para obtener una visión a 30,000 pies de altura de lo que su empresa está haciendo bien o mal, y a dónde dirigirla, han obtenido una poderosa fuente de ventajas competitivas. En concreto, para la empresa japonesa Nikon, recibir feedback de inversionistas sobre por qué vendían, compraban y recompraban sus acciones, le permitió desarrollar un plan de acción con espectaculares resultados financieros y en el precio de su acción.

Dicho de otra forma, el capital inteligente es un razonamiento que nos permite contemplar que, si una empresa vale un millón y yo invierto otro millón, el resultado esperado debería valer más de dos millones. Sin embargo, esta afirmación dista mucho de ser exacta y además encierra un buen número de factores que la dotan de una gran complejidad. En este artículo, trataremos de arrojar algo de luz en los más importantes.

Punto de vista del emprendedor

Desde el punto de vista del dueño de la empresa que busca conseguir capital para crecer, conviene justificar la necesidad del capital inteligente comparándolo con todo el abanico de posibilidades que tiene:

agriculture-growth-hand-1072824.jpg

Crecimiento orgánico

Si bien es una estrategia parcialmente necesaria, si se abusa puede caerse en el dilema del fundador: "ser rey o ser rico", como enunciaba Noam Wasserman. Esto es, con tal de mantener la empresa bajo su total control, es el fundador mismo (el rey) bloquea las posibilidades de explotar su potencial.

berlin-chancellor-federal-chancellery-38906.jpg

Ayudas gubernamentales

Útil para proyectos no recurrentes, pero puede generar riesgos de dependencia. Además, la burocracia y los entregables pueden hacer tedioso el trabajo y distraer a la organización.

account-bank-banking-862730.jpg

Crédito bancario

Probablemente el método más utilizado y el menos inteligente de los capitales. Si bien presenta ventajas, por ejemplo, fiscales, y es un elemento a combinar con los otros tipos de financiamiento, aumenta el riesgo de la empresa y (especialmente en países emergentes) tiende a ser caro.

production-2612056_1920.jpg

Proveedores y clientes

El flujo de caja es un factor a tener en cuenta por cualquier negocio. Además, se considera un préstamo "sin intereses". Sin embargo, utilizarlo como fuente de financiamiento puede afectar a la cadena de valor y dañar al negocio a largo plazo.

Frente a todos estos métodos, el capital inteligente es el único en el que el destino y riesgo de la empresa es completamente compartido con el inversionista. Esta alineación de intereses permite una visión a largo plazo y la constante disposición del inversionista de todos los medios posibles para apoyar el negocio.

Punto de vista del inversionista

Siguiendo el modelo de análisis, la pregunta parece obvia: entre todas las opciones que tengo para invertir mi dinero ¿por qué en capital inteligente?

Lo primero cuando hablamos de inversión es, por supuesto, el dinero que recibiré de esa inversión, es decir, el retorno esperado. Este retorno varía con la etapa de la empresa invertida y, como suele suceder, está vinculado al riesgo. En este caso, la palabra clave es diversificación: el riesgo es que la empresa invertida fracase, pero el potencial de rendimiento si tiene éxito es ilimitado. La estadística, como puede apreciarse en la gráfica, nos lo confirma:

Distribución de retornos de inversión en inversiones de Venture Capital (2002-2014)

Fuente: VC Adventure

El problema que, como siempre, nos plantea diversificar, es el coste de hacerlo: ¿en cuántas empresas necesito una inversión para lograr una alta probabilidad de éxito? Sin embargo, las herramientas disponibles en la actualidad nos permiten diversificar a un precio razonable. Por ejemplo, a través del crowdinvesting, la plataforma ArkAngeles.co nos permite coinvertir en empresas de forma minoritaria, pero en acuerdos (deals) cerrados por inversionistas líderes.

¿Qué se necesita para que funcione?

Es en este punto donde hay que hacer una clara diferenciación entre capital emprendedor, o de riesgo, y capital inteligente. No por invertir en una Startup, por prometedora que sea. De hecho, el capital inteligente puede originarse invirtiendo en negocios de cualquier orientación y etapa, siempre que se cumplan algunas condiciones:

  • Que el inversionista realmente aporte algo más que el capital, y que esto sirva para mejorar las probabilidades de éxito de la empresa. Puede ser acceso a nuevos clientes o proveedores, experiencia y consejo, publicidad, relaciones con otros potenciales inversionistas, o cualquier otro activo intangible que agregue valor.

  • Que los intereses de inversionista y emprendedor estén realmente alineados y hacia un único punto: el éxito de la empresa. En este punto es muy importante que los involucrados tengan claro desde el principio cuáles son esos intereses, en términos como la salida esperable, los plazos de recuperación o el riesgo a asumir.

Para concluir, el capital inteligente es una herramienta útil y en clara expansión para (1) invertir tu dinero y (2) hacer crecer tu empresa. Sin embargo, hay que dejar claro que no es una opción para todo el mundo y que, sólo si se cumplen los puntos mencionados anteriormente en el artículo, será la mejor elección a tomar.

amplitude.getInstance().logEvent('EVENT_NAME_HERE');